La presencia de Dios para cumplir la misión

Publicado el 22 Nov 2015, Predicador: pastor Carlos Zahradnizec

Jesús nos dio un mandato: “Id y haced discípulos en todas las naciones …”, versículo que tanto conocemos y que hoy aún no hemos obedecido en su totalidad, pero el cual termina con una declaración poderosa: “Y he aquí que yo estoy con vosotros, todos los días y hasta el fin del mundo”. Bendita promesa de nuestro Señor, la cual nos asegura su Presencia y compañía en todo tiempo. Pero ésta promesa es el sello que acompaña la “Gran Comisión”. Jesús nos prometió su presencia en tanto que nosotros trabajemos por hacer discípulos en el mundo entero ¿Entendéis, entonces, lo importante que el la presencia de Cristo en la tarea misionera de la Iglesia? Lo único que puede cambiar una cultura, un país, una familia, una persona, es la misma presencia de Dios entrando y llenando esa cultura, ese país, esa familia, esa persona. El éxito de la obra evangelizadora mundial no está en la habilidad de los misioneros, ni en la capacidad de las Iglesias, ni en lo elaborado de los proyectos evangelísticos, el éxito solo reside en que todo esto esté ungido con la presencia de Dios. En ésta reflexión, el pastor Carlos Zahradnicek no desafía a valorar y buscar la presencia del Señor en nuestra labor misionera.


Menú
Menú