La Levadura

Publicado el 15 Oct 2017, Predicador: Hermano Pablo G.

El Señor Jesús comparó un día al Reino de Dios con la levadura. La levadura tiene el poder de hacer “Leudar” la masa, y el Reino de Dios tiene el poder de influir en el mundo. Pero el proceso de leudado se hace de manera imperceptible, muy lenta, escondido a los ojos humanos, pero finalmente un cantidad ínfima de levadura termina afectando a una gran cantidad de harina. El crecimiento del Reino de Dios también trabaja de éste modo, muchas veces de manera desapercibida, a veces requiriendo de mucho tiempo, pero que finalmente terminará por impactar a todo el mundo. En ésta reflexión, el hermano Pablo nos invita a meditar en si como Iglesia, pero también en lo personal, estamos cumpliendo nuestra función de levadura, influyendo con nuestras vidas sobre los que están alrededor ¡Tenemos el poder del Espíritu Santo para hacerlo! ¿Por qué entonces no lo hacemos? Descubre qué cosas pueden estar impidiendo que brote en ti ese poder de transmitir y compartir vida a éste mundo muerto en sus pecados.


Menú
Menú